17 de mar. de 2011

EL BANCO CENTRAL DE RESERVA SE ASFIXIA EN DÓLARES (I)

Autor:  Marco Antonio Plaza Vidaurre
Docente universitario                                                                      16 de octubre 2010

Siempre me pregunto por qué el Banco Central de Reserva ha comprado y sigue comprando una gran cantidad de dólares. Veamos algunas estadísticas publicadas por la institución antes mencionada. Tenemos que en el año 2007 acumuló una cantidad de 10,306 millones; de enero a  abril del 2008 compró 8,728 millones, de junio a diciembre del mismo año vendió 5,974 millones, en el año 2008 acumuló 2,754 millones, en el año 2009 apenas compró 108 millones, pero en el presente año ha batido record, pues,  hasta el mes de octubre ha acumulado la exorbitante suma de 8,933 millones teniendo en consideración que desde al año 2007 hasta el año 2009 compró 13,168 millones, es decir, en solamente 10 meses aproximadamente compró más de la mitad que en 3 años.  Estas operaciones se relacionan con tendencias que habría llevado al tipo de cambio a aumentar o disminuir. Como consecuencia de estas inmensas compras, las Reservas Internacionales Netas dieron dos gigantescos saltos: del año 2006 al año 2007, pasaron de 17,275 millones a 27,689 millones; y de diciembre del año 2009 a octubre del año 2010, pasaron de 33,135 millones a 43,272 millones. Sin embargo, estas compras de dólares se hacen con  nuevos soles lo que ocasiona que la cantidad de dinero nacional se incremente. Ante tal situación el Banco Central de Reserva coloca certificados de depósitos con el objetivo de disminuir la oferta de dinero, lo que ha llevado en este momento a que el saldo de estos instrumentos sea de 10,294 millones de nuevos soles al 12 de octubre habiendo sido de un valor de 29,768 millones de nuevos soles al 30 de setiembre, teniendo en consideración que el circulante fue de 21,011 millones de nuevos soles y la base monetaria de 33,761 millones al 7 de octubre. Como se puede apreciar, el saldo de los certificados de depósitos del Banco Central de Reserva tiene un buen porcentaje del dinero emitido por esta institución. Desde un punto de vista financiero, estas operaciones son impecables, pero, ¿hasta cuándo se pueden seguir llevando a cabo? Con la finalidad de contestar la pregunta que me formulo constantemente, sigo mi sentido común y deduzco que el Banco Central de Reserva compra dólares para evitar que siga disminuyendo el tipo de cambio. Este razonamiento es típico del principio económico de la escasez relativa, que nos explica que ante excesos (déficit) de oferta, en un determinado momento, se genera presión para que el precio de un artículo disminuya (aumente). Todos estos procesos son los que definen los precios de los bienes. En tal sentido, si observamos que el tipo de cambio tiende a disminuir, y la autoridad monetaria compra y compra dólares, entonces, es fácil deducir que el objetivo es el que señalo líneas arriba, evitar que el tipo de cambio  disminuya, objetivo que al parecer, se estaría siguiendo hace muchos años. Ahora bien, si ya sabemos por qué se compran tanto dólares, surge una nueva inquietud, ¿Por qué esta institución interviene en el precio del dólar evitando que disminuya? Hagamos un sencillo análisis para ver a quien le conviene o no que el tipo de cambio no disminuya. Un persona que consume bienes importados le conviene que el tipo de cambio sea menor, dado que puede consumir más , ahorrar o desviar el consumo a otros bienes; le conviene a las personas que tienen deudas en dólares y que tienen ingresos en nuevos soles; le conviene a las personas que ganan en nuevos soles y compran dólares asumiendo que se espera que suba el tipo de cambio en un futuro; no les conviene a aquellos que tienen ahorros   y propiedades valorizadas en el mercado en dólares, a los exportadores, que ganan menos con un dólar barato.  En conclusión, no todos estarán contentos que el tipo de cambio disminuya. ¿Qué hacer ante esta situación de gran ambigüedad? La respuesta es que ninguna institución ni mente humana nos puede decir cuál debe ser el tipo de cambio de tal manera que todos estén contentos. Luego, ¿por qué el Banco Central de Reserva interviene en el mercado cambiario? ¿Acaso sabe cuál debe ser el tipo de cambio del supuesto equilibrio que tanto plantean muchos economistas neoclásicos y neokeynesianos? Una posible respuesta sería con un tipo de cambio menor, las exportaciones serían afectadas teniendo en cuenta que éstas son un importante componente de la renta nacional. Pero lo sorprendente de las exportaciones es que en los últimos años han aumentado exponencialmente aun considerando que el tipo de cambio se desplomó desde un valor de 3.5 nuevos soles por dólares hace ya una buena cantidad de años. Definitivamente que haber frenado la caída del  tipo de cambio ha beneficiado a los exportadores, pues, esto es totalmente lógico, pero ¿acaso los consumidores de productos importados no tienen ninguna importancia en la economía? ¿Cuánto se dejó de consumir e importar  por no haber tenido un dólar más barato? Realmente no encontramos respuestas con un buen fundamento lógico de la intervención en el dólar. Ante tal situación, lo más coherente es dejar que las fuerzas del mercado fijen el tipo de cambio, como es en el resto de precios en la economía. En el siguiente artículo veremos las implicancias de la política económica.

1 comentario:

te invito a opinar